Diferencias entre sociedad anónima y limitada

Publicado el 25-01-2022

Como tu asesoría y gestoría en Sant Cugat del Vallès queremos aprovechar este espacio para establecer las diferencias entre una sociedad limitada y una sociedad anónima, conceptos presentes en nuestro día a día pero que puede que no tengamos del todo claros.

Todo puede depender del tipo de actividad que se vaya a desarrollar. En principio, una sociedad limitada puede desarrollar cualquiera. De todas formas, hay algunas reservadas exclusivamente a las sociedades anónimas. Hablamos, por ejemplo, de las sociedades bancarias o las gestoras de fondos de pensiones.  En Activa Asesoría te recordamos que tanto la sociedad anónima como la limitada son sociedades capitalistas donde el capital aportado por cada socio es fundamental. De todas formas, los aspectos personales son más importantes en la limitada teniendo en cuenta que está concebida sobre todo para sociedades familiares o de profesionales.

La anónima es una sociedad abierta en la que los socios pueden vender de forma libre sus acciones. Esto la convierte en la única de las dos sociedades que hoy nos ocupan que puede cotizar en Bolsa. En nuestra asesoría y gestoría en Sant Cugat del Vallès lo podemos resumir de la siguiente forma: la sociedad anónima es una sociedad abierta y la limitada es una sociedad cerrada o familiar. En la primera, el capital social mínimo es de 60.000 euros y se divide en acciones. Para que se pueda constituir la sociedad habrá que desembolsar al menos el 15% de esa cantidad, es decir, 15.000 euros. Por su parte, en una sociedad limitada bastará con un capital inicial de 3.000 euros. 

Si necesitas un asesoramiento sobre este tema u otros relacionados con tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestros profesionales te ayudarán y ofrecerán las mejores soluciones y alternativas para ti.

Volver al listado